INGREDIENTES:ARROZ BLANCO

Arroz
Ajos
Aceite
Agua
Sal
Limón

PREPARACIÓN:

En un caldero echamos un poco de aceite y unos dientes de ajos pelados y partidos (o enteros, como queráis). Dejamos que se frían un poco (a unos le gustan más cruditos, a otros más hechos). Cuando ya estén, agregamos el arroz blanco (1 ó 2 tazas), lo revolvemos hasta que los granos de impregnen con el aceite, seguidamente 2 tazas de agua  por cada medida de arroz (suele variar según cual sea la marca, hay que mirar las instrucciones en el paquete), la sal y un chorrito de limón para que se suelte. Lo dejamos que se cocine a fuego medio, procurando que no se queme. Cuando ya no tenga casi agua, lo sacamos del fuego, le ponemos un trapo encima, luego la tapa y dejamos que repose para que se vaya evaporando el agua que queda y se termine de cocinar el arroz.
Se puede hacer de varias formas, cada uno tiene su truco particular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s